Diez consejos para conducir en una carretera helada o con nieve

Atrás, muy atrás, quedaron las lecciones de autoescuela para muchos. Es  posible que uno de los primeros temas del manual de conducir que hayas olvidado sea cómo colocar unas cadenas o cómo conducir con hielo o nieve. Esto es relativamente normal si vives por ejemplo en determinadas zonas de España –desde donde escribimos este artículo–, donde la media de días que nos encontraremos con nieve puede ser prácticamente nula.

Según el Instituto Geográfico Nacional, si hablamos del litoral gallego, las vegas extremeñas del Tajo y Guadiana, el Guadalquivir y el litoral mediterráneo hasta el sur de Cataluña, la media de los días en los que la nieve puede aparecer es inferior a uno. En cambio, según nos encontramos en una zona de más altitud (de norte a sur de la Península) podemos encontrar nieve en una media de hasta cuarenta días al año.

Con esta realidad es frecuente que la mayoría hayamos decidido liberar espacio de nuestra memoria y hayamos borrado informaciones que creemos que no vamos a necesitar nunca, como la que citábamos al principio: cómo conducir con nieve o hielo. Lo cierto es que saber hacerlo no solo nos puede salvar la vida en alguna ocasión, también nos permitirá disfrutar de actividades invernales al aire libre.

Te damos diez consejos a la hora de enfrentarte a una carretera helada o nevada:

  1. Lleva siempre cadenas en el coche. Aunque creas que te las puedes ahorrar y que solo ocupan espacio en tu maletero, créenos, las sorpresas meteorológicas existen y no vas a ser el primer conductor que se ha quedado atrapado en la carretera porque no llevaba cadenas cuando una nevada le ha sorprendido. Y si desconfías porque piensas que solo queremos vendértelas, puedes mirar la hemeroteca de cualquier medio, comprobarás que tenemos razón.
  2. Sigue siempre los consejos y recomendaciones de las autoridades. Es una norma básica, pero no podemos saltárnosla por vivir nuestra propia aventura.
  3. Lleva el depósito de gasolina lleno.
  4. Lleva un buen calzado. Evita conducir con zapatos con suela gruesa ya que es importante que tengas buena sensibilidad para manejar los pedales. Un acelerón o pisar bruscamente el freno puede tener un mal desenlace en una carretera nevada o con hielo. Tampoco olvides que quizá tengas que bajar del coche en algún momento, por lo que llevar un calzado demasiado fino o fácilmente permeable puede ser muy incómodo.
  5. Ten los neumáticos en buen estado y con la presión necesaria. Esto es fundamental siempre, pero es imprescindible cuando la superficie está mojada, helada o nevada. Si vives en zonas donde nieva con frecuencia, plantéate unos neumáticos de invierno.
  6. El mejor freno, la distancia de seguridad. Hay que tratar con muchísimo cuidado el pedal de freno cuando conducimos con nieve o hielo. Lo pisaremos lo menos posible y de manera muy suave. Para evitar usarlo, modera extremadamente la velocidad; conduce con marchas cortas y mantén la distancia de seguridad. Si tienes que reducir la velocidad en alguna curva, es mejor reducir las marchas que tocar el freno.
  7. Si tu coche mide la temperatura externa, extrema la precaución si se llega a 3 grados sobre cero, que es cuando comienza a helar. Si nos encontramos con una placa de hielo hay que conducir muy despacio, sin tocar el freno ni el acelerador y hacerlo de la manera más recta que nos sea posible. Si has de frenar, hazlo con toques suaves, excepto si tienes ABS, que puedes pisar el pedal a tope.
  8. Evitar girar el volante y sobre todo los volantazos bruscos. Con nieve y hielo la conducción es como si llevases el coche lleno de huevos crudos… así que ve con sumo cuidado.
  9. Con nieve, conduce con las luces de corto alcance siempre encendidas aunque sea de día. Para ver y ser vistos.
  10. Si pierdes el control del coche, levanta muy suave el pie del acelerador. No lo hagas de golpe porque al hacer un movimiento brusco puede agravar la situación. Pisa suave y corto el freno. También con mucha suavidad gira el volante en la misma dirección hacia la que va la parte trasera del coche. 
Categorías

Deja un comentario