¿Qué cadenas para la nieve me compro, textiles o metálicas?

Si estás pensando comprar unas cadenas de nieve para tu vehículo, quizá estés dudando entre elegir unas cadenas metálicas o textiles. Seguridad, precio, facilidad de montaje… Son factores muy importantes a tener en cuenta cuando se trata de escoger un accesorio con el que ponernos en la carretera.

Te explicamos las principales características de estos dos tipos de producto para facilitarte la decisión:

Cadenas metálicas: son el tipo de cadena más tradicional. Se trata de una cadena de eslabones de acero entrelazados y unidos por un aro o cable metálico que se ajusta al tamaño del diámetro de la rueda. Una vez se haya colocado y abrochado ese aro, se van tensando el resto de extremos sueltos, cruzándolos y abrochándolos según las indicaciones de cada fabricante.

Este tipo de cadenas tiene bastante durabilidad, pero presentan varias desventajas: hay que hacer bastante fuerza para tensarlas y para abrocharlas, producen vibraciones al conducir con ellas y dificultan el funcionamiento del control de estabilidad del vehículo, además, una queja frecuente entre los usuarios de este tipo de cadenas es que arañan las llantas. También es importante asegurarse bien de que se han cerrado correctamente porque si se sueltan, pueden dañar la carrocería.

Cadenas textiles: Su facilidad de montaje y lo ligeras que son, son los principales motivos por lo que los usuarios se decantan por este tipo de cadenas para la nieve. Se trata de una funda de un tejido especial que cubre la banda del neumático, de tal manera que la rueda queda envuelta.

Se ajustan mediante una goma, por lo que no tienes que hacer fuerza para abrochar ningún cierre y solo tienes que adelantar el coche un poco para terminar de colocarlas. Además, al ser una tela uniforme y no tener eslabones metálicos, la conducción es mucho más suave y el vehículo no vibra sin alterar el funcionamiento del control de estabilidad y proporcionándote total seguridad. Actualmente hay cadenas textiles para todo tipo de vehículos: 4×4, turismos, caravanas, autobuses o vehículos industriales.

Las desventajas que te puedes encontrar es que son menos económicas que las metálicas y que si no las retiras cuando el asfalto ya no está nevado ni helado, pueden romperse. En cambio, si sigues las indicaciones del fabricante, es un producto muy duradero.

Puntos en común de las cadenas metálicas y las textiles:

  1. Ambas son válidas cuando el uso de cadenas es obligatorio.
  2. La velocidad está limitada a 40km/h.
  3. Se colocan en las ruedas motrices. Si tu vehículo es un 4×4 las tendrás que colocar en las cuatro ruedas.
Categorías

Deja un comentario